3 años +
Aprende a contar con el bolígrafo mágico, dando vida a los dibujos con agua. ¡Luego comienza de nuevo cuando se sequen!

 

Abre el bolígrafo de plástico, llénelo con agua y luego ciérrelo. Pon las tarjetas sobre una superficie de juego con el lado blanco y negro (que llamaremos el reverso) boca abajo.

 

Encuentra y cuenta con el bolígrafo mágico. La primera actividad es el descubrimiento de los números del 1 al 5. Los niños observan las tarjetas con los animales y los dígitos: a cada dígito se le asocia una determinada cantidad de animales. Di en voz alta los nombres de los animales y sus números correspondientes, así: “Un caballo, dos vacas, tres ovejas” y así sucesivamente, para todos los hábitats dados. Los sujetos de las cartas son los siguientes: MAR: 1 delfín, 2 pulpos, 3 tortugas, 4 cangrejos, 5 caballitos de mar JUNGLA: 1 elefante indio, 2 tigres, 3 orangutanes, 4 perezosos, 5 tucanes GRANJA: 1 caballo, 2 vacas, 3 ovejas, 4 gatos, 5 gallinas SABANA: 1 hipopótamo, 2 leones, 3 cebras, 4 antílopes, 5 suricatas En este punto damos la vuelta a las cartas.

 

En el reverso, los niños tendrán que buscar las cantidades de animales representados en el anverso con el rotulador mágico. Usa el marcador para pintar agua en el dibujo: los colores aparecerán mágicamente, permitiendo a los niños observar un ambiente poblado por los mismos animales que en el frente. Ayuda a los niños a buscar los animales, a señalarlos con el dedo y decir en voz alta el número correspondiente. De esta forma los niños empezarán a contar. Cuando las tarjetas se sequen, los colores desaparecerán.

 

Comparemos cantidades y juguemos con los números. Con estas tarjetas es posible realizar actividades de comparación de cantidades y números, enseñando a los niños a contar hasta 5 y trabajar con números. Si mostramos a los niños una tarjeta con un solo elemento (por ejemplo, “un elefante”) y una tarjeta con más elementos (por ejemplo, “tres orangutanes”) es más fácil hacerles entender las diferencias entre cantidades. Comparemos dos cantidades y preguntemos qué conjunto tiene más elementos y cuál tiene menos. Luego presentamos dos cartas más y procedemos de la misma manera.

 

También podemos pedir a los niños que busquen y agrupen cartas con cantidades iguales, por ejemplo: 1 elefante, 1 hipopótamo, 1 delfín y 1 caballo. Por último, podemos pedir a los niños que ordenen una serie de números, del 1 al 5 y viceversa, haciendo que cuenten hacia adelante y hacia atrás.

 

Organizar los animales por su hábitat correcto Después de que los niños hayan descubierto los animales en su entorno, coloreando las tarjetas con el rotulador de agua, puedes pedirles que agrupen las tarjetas por hábitat. Por ejemplo: