• Jugando y Educando

El cuerpo como instrumento para el desarrollo motriz a través del juego


¿Cómo promover un adecuado desarrollo motriz en nuestros hijos? ¿De qué manera influye el juego en el desarrollo corporal?


Los primeros años de vida de nuestros niños y niñas son de desarrollo acelerado tanto físico como mentalmente, su crecimiento es evidente de una semana a otra. Desde el momento en que nacen hasta los dos años, usualmente logran rodar, sentarse, ponerse de pie, incluso caminar, en ocasiones correr. Alcanzan objetos, observan los espacios, exploran desde que se levantan hasta que se acuestan, no solamente el espacio que los rodea sino su cuerpo en sí mismo.


Parte fundamental de lo que influye en su etapa de crecimiento es la alimentación, ya que debe ser una dieta rica en vitaminas y proteínas para que así, el desarrollo físico que incluye no solo estatura, sino también peso, habilidades motoras y maduración cerebral sea el más eficiente. A su vez, el seguimiento en el control médico, las vacunas, la estimulación temprana, el sueño suficiente… Lo anterior, en la medida adecuada, permitirá una maduración cerebral y es necesario para el equilibrio emocional y adaptación psicológica del infante al contexto que le rodea.


Al crecer, en la edad de la escolarización, aproximadamente desde los cuatro años, la experimentación se convierte en una constante a la que se le debe agregar la autonomía que van adquiriendo gracias a sus habilidades de movilidad por el espacio, justo en ese momento se empiezan a marcar algunas asimetrías que pueden resultar un poco extrañas, como una mano preferente para realizar las acciones. Dentro de lo usual, los primeros cinco años establecen cambios continuos.


Durante esta etapa, que es la primera infancia, el juego no es ninguna pérdida de tiempo; el juego espontáneo, los juegos tradicionales, los juegos de roles, juegos con reglas, juegos que impliquen movimiento, que involucren construcción de pensamiento crítico: ¡Todos son indispensables! Gracias al juego los niños y niñas realizan una recreación de la vida cotidiana adulta, así empiezan a vislumbrar cómo funcionan las cosas, las reglas permitirán que entienda que en la cotidianidad también hay unas pautas de comportamiento, reconocen las reglas de causalidad, probabilidad y de conducta y que deben aprender a negociarse para lograr llegar a acuerdos.


Los juegos están llenos de significados, ya que nacen a partir de procesos internos de los niños y las niñas, desde sus juegos podemos reconocer su mundo consciente e inconsciente, por ello al observarles durante el juego, descubriremos sus ganancias evolutivas, sus cuestionamientos sobre la vida, sus preocupaciones, sus miedos, las necesidades que no logran expresar a partir de la cotidianidad.


Para un adecuado desarrollo motriz los juguetes indispensables son los que proponen todo movimiento del niño o niña; correr, brincar, alcanzar, patinar, montar cicla. Hay muchas opciones en nuestra juguetería que seguro se ajustarán a tu presupuesto y a tus intereses.


Escrito por Geraldine Osorio, Licenciada en Educación Infantil de la Universidad Pedagógica Nacional

17 vistas

Didácticos

Jugando y Educando

Bogotá

Avenida 19 # 114A-22

C.C. Bulevar local S-113

Barranquilla

Calle 74 # 52-18 Local 7A

administrador@jugandoyeducando.com

Redes sociales 

Información

Visítanos 

© 2020 by Jugando y Educando