• Jugando y Educando

Descubriendo artistas a través del juego


El arte da sentido a la vida. El arte podría bien estar en un paisaje paradisíaco, pero también en la papilla contra la pared que se convierte en un regalo para mamá, el arte para los niños y las niñas es ese pequeño dibujo que realizan en silencio, en pocos minutos, con pocas herramientas y que luego entregan con todo el amor: “Mira papá, acá te traje”. Este, se convierte en una obra de arte, cuando el adulto que recibe el regalo le da la magna importancia que merece, cuando elogia la creatividad y aplaude la valentía de la expresión en el papel.

Lo anterior, fortalece la seguridad del niño o la niña y le permite creer que cada pieza que decida hacer será mejor que la anterior, motiva su ímpetu, lo empodera y lo llena de vitalidad.

Sucede que, últimamente los niños y niñas son bombardeados con contenidos espesos, de difícil digestión, con aprendizajes obligatorios para recitar una y otra vez en exámenes que calificarán con un número y ese número representará supuestamente sus capacidades.

Pero, ¿dónde queda la creatividad? ¿Dónde queda la imaginación? En qué momento de la vida sino en la infancia, es el momento preciso para explorar los colores, las texturas, las formas, las piezas, para moldear y dar vida a los sueños. La dimensión artística para el desarrollo infantil es completamente importante e indispensable.

Por ello, es menester fomentar el espíritu de la creatividad en los niños y niñas a través del arte. Como ya sabemos nuestros hijos están en un proceso de aprendizaje y de descubrimiento casi que todo el tiempo, si como padres escogemos elementos adecuados, lo lograremos.

Para crear arte basta con tener la intención de hacerlo, unos colores, témperas, telas; propiciar el espacio de creación es la tarea por parte de los padres.

Lo fundamental de esta dimensión, es que al acercarse desde la primera infancia, abran múltiples factores de utilidad respecto al desarrollo de nuestros niños y niñas, sobre todo frente a la sensibilidad en las lecturas que pueda hacer el niño de mundo.

No se debe pretender, en una sola vía, que por el simple hecho de la aproximación al arte nuestros hijos se conviertan exclusivamente en artistas, no, porque están en plena vía de descubrimiento por sus apetencias hacia la vida, pero lo que sí lograremos es activar su sensibilización, la apertura de sus sentidos desde varias perspectivas, se estimularan sus capacidades intelectuales, además de ello podrá convertirse en un puente de comunicación entre padres e hijos. Cuando el lenguaje verbal aun no es claro, un dibujo podría explicar muy bien una situación que ha vivido el niño, los colores y la forma en la que lo pinta permitirán hacer una lectura de su estado anímico por parte de sus progenitores, es el aumento de la capacidad de expresión en todo su esplendor.

Es así, como el arte debe tener por objetivo el disfrute y la generación de un vínculo con los otros, para producir sensibilización y empatía. A su vez, promoverá procesos de desarrollo y aprendizaje en los niños y niñas.

Por consiguiente más que un juguete en específico, en este caso es el ambiente que el niño disponga para la creación, activen la imaginación y ayudale a tus hijos a crear espacios para la construcción de arte!


Escrito por Geraldine Osorio, Licenciada en Educación Infantil de la Universidad Pedagógica Nacional.





8 vistas

Didácticos

Jugando y Educando

Bogotá

Avenida 19 # 114A-22

C.C. Bulevar local S-113

Barranquilla

Calle 74 # 52-18 Local 7A

administrador@jugandoyeducando.com

Redes sociales 

Información

Visítanos 

© 2020 by Jugando y Educando